Consejos para madrinas.

Es tiempo de que la madrina busque su vestido, ya eligieron la novia su vestido y el novio su traje. Para nuestro personal una de  sus especialidades es vestir a la madrina, nos gusta cuidar cada detalle de su vestimenta asesorarlas y complementarlas para que junto al novio esperen en el altar a la novia, en esa espera a veces por costumbre suele retrasarse, los invitados volcaran las miradas en ellos, y se verá lo que la boda anticipa y la elegancia del resto de la familia.

Para madrina no todos los vestidos de fiesta son válidos, el protocolo y los consejos de estilo que los mejores estilistas recomiendan,  son los vestidos de madrina adecuados para esta figura tan importante de la boda.  Nosotros damos varias posibilidades a nuestras clientas para elegir entre nuestras firmas de alta costura de los diseñadores mas actuales del mercado nupcial, que son escogidos por nuestro personal valorando la calidad de su confección y diseño, o personalizar al detalle el vestido basándonos en los gustos de nuestro clientes o en las propuestas de nuestra diseñadora. Escogemos entre nuestra carta de tejidos y damos al vestido de nuestras clientas un toque de exclusividad y elegancia.

 

 

Las miradas de los invitados también se fijarán en las madrinas como comentamos anteriormente que recorrerá el mismo pasillo al altar que la novia y estará sentada en la mesa presidencial junto a los novios, la madrina cobra un papel importante en la boda y su look debe estar a la altura. Por esto en esta ocasión os proponemos una serie de consejos que solemos dar en nuestro atelier a nuestras clientas cuando comienzan su búsqueda, atentas y tomar nota de estos consejos de estilismo y protocolo para la madrina de la boda:

Antes de empezar a escoger el look, la madrina debe partir de una única norma. Ella debe sentirse ella misma y cómoda con el outfit seleccionado, de lo contrario transmitirá una imagen artificial que le restará elegancia. No arriesgues con estilos imposibles, rodéate de consejos de los te quieren y por profesionales que sepas que cuidaran tu imagen y sacaran lo mejor de ella.

La primera regla de protocolo de la madrina es no hacer sombra a la novia. En este sentido, el estilo de la novia y de la boda deben ir a la par con el de la madrina, ésta no puede eclipsar a la novia con un vestido demasiado ceremonioso si la novia ha optado por algo más informal. Tradicionalmente, era la madrina la que con su estilismo marcaba la solemnidad de la ceremonia, pero hoy día son los novios los que deciden el “Dress code” de su boda.

Una vez se ha definido el estilo de la boda, el siguiente paso es definir el estilo del vestido de la madrina. La regla de oro es que ella y solo ella es la única invitada que puede vestir de largo en bodas de mañana. No se trata de una obligación de etiqueta para ella, sino que el protocolo le otorga un privilegio del que puede hacer uso o no. Por tanto, la madrina puede vestir vestido de cóctel (justo por debajo de la rodilla) si lo desea porque la boda es informal, por comodidad, o porque se siente mejor con este tipo de vestido, pero nunca será más corto que esta medida.

Ni que decir que queda totalmente prohibido ir de blanco. Ese color es exclusivo de la novia. Por este mismo motivo, debes evitar toda esa gama: beige, crema, gris claro, así como el negro.

En cuanto al tejido, puedes elegir el que más te guste, no hay restricciones, salvo las telas muy brillantes. Puedes apostar por el raso, tafetán, organza, pedrería o terciopelo.

Hay reglas básicas que no deben romperse, como por ejemplo, si vas a llevar  pamela que sea solo durante el día y con vestidos cortos o midi.

 

  • Debes procurar que no sobrepasen el ancho de tus hombros y no llevar ni chales ni pashminas.

 

  • Los tocados en cambio, puedes llevarlos a cualquier hora del día. Es imprescindible que además de ir a juego con tu vestido, no se hagan competencia. Es decir, que cuanto más barroco sea el vestido, más discreto debería ser el tocado y viceversa.

 

  • La mantilla es un tema especial: hay quien está de acuerdo en llevarla y quien no. Según las reglas de protocolo, solamente puedes llevar mantilla, si vas acompañada de un hombre que lleve chaqué.

 

  • En cualquier caso, el largo de la mantilla dependerá de la hora del día y, por supuesto, no deberá ser de color blanco. Aunque hoy en día las madrinas no suelen llevarla, siempre hay excepciones y esto dependerá siempre del estilo de boda.

 

Independientemente de que elijas llevar tocado, pamela o mantilla, según el protocolo, no deberás quitártelas en ningún momento. Siguiendo con las reglas protocolarias, los brazos deben ir cubiertos. Una opción muy elegante, son lo guantes, pero debes saber llevarlos. Lo principal es tomar en cuenta la manga del vestido, cuanto más corta sea la manga, más largo deberá ser el guante.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *