¡Consejos para elegir el vestido de comunión!

No hay nada como la ilusión de un niño, te lleva a vivir junto a él los momentos más especiales de nuestra infancia, por eso el convertir el día de su comunión en un día bonito es una de los objetivos primordiales de muchas mamas y papas.

La organización en general de este día, así como el convite, suelen llevarse gran parte de nuestra atención, pero debemos tener muy en cuenta el elemento más importante para las niñas, su vestido, porque para ellas les hace sentirse muy especial vestir de blanco y con un toque de princesas.

 

Muchas familias dejan pasar los meses y comienzan a buscar el vestido cuando ya está todo lo demás establecido, como es el lugar del convite, los recordatorios o regalitos para los invitados, el menú… ¡Pero no debemos despistarnos!

Si queremos conseguir el vestido que realmente nos gusta y con un buen precio debemos buscarlo con tiempo, si no es de esta forma, finalmente tendremos que conformarnos con lo que hayamos encontrado a última hora y además nos perjudicara para otros preparativos como el de la realización de un álbum para el recuerdo que como sabéis hay que hacerlo mínimo un mes antes de la celebración.

Para la elección del mismo queremos ayudaros con unos consejos que os ayudarán a elegir el mejor vestido para no arrepentirse más adelante de la compra.

 

  1. Lo principal, por supuesto, es contar con los gustos de la niña. Sin duda alguna la protagonista del día es ella y debe ser la voz cantante a la hora de elegir. Así que siempre pídele opinión sobre el estilo del mismo, la tonalidad o incluso la comodidad, ya que hay que pensar que ese vestido no sólo lo llevará puesto durante la ceremonia sino también durante el convite y jugando con sus primos y amigos.
  2. Intentar ir a la tienda sin ideas preconcebidas. Si ya vas pensando en que te gusta un tipo de tejido, limitarás a unos poquitos vestidos y no siempre nos termina encantando lo que pensábamos en un principio.
  3. Es posible que pienses que tu vestido ideal sea uno de seda y al final termines comprando uno de tul, por ejemplo.
  4. En cuanto al estilo deberás tener una idea del tipo de celebración que haréis. No es lo mismo hacerla en un salón de manera más seria o en una casa de campo de forma más campechana.
  5. Además, no sólo deberás pensar en el tipo de celebración sino también en el uso que se le vaya a dar a ese traje en el futuro, es decir, si quieres que únicamente sirva para la comunión no tendrás que pensar en ello ya que puedes elegir un vestido más pomposo que de costumbre. Si por el contrario quieres que el vestido pueda servirle a la niña en alguna otra celebración especial, es mejor que elijas uno sencillo con más caída.
  6. Los complementos deben guardar armonía estética con el vestido que escojas para que este luzca en todo su esplendor. No elijas demasiados, el éxito está en el equilibrio. Hay accesorios para el pelo, muchos: pasadores, diademas, coronas, lazos de seca o de raso, tocados… Si tu pequeña tiene el pelo largo tienes libertad; si tiene media melena o corto evita los accesorios demasiado voluminosos.

 

Y estos son algunos de los muchos consejos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el vestido de la princesa de la casa. Si quieres mas información o consejos, puedes seguir leyendo nuestras entradas sobre todo tipo de ropa de ceremonia, o visitar nuestra tienda donde nuestros expertos te ayudaran con cualquier tipo de duda.

 

¡ Hasta la próxima ¡

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *